Consejos mindfulness

El mindfulness te ayudará a tener una vida más relajada y consciente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Normalmente dedicamos muchos pensamientos, tiempo y atención a lo que ya ha ocurrido (el pasado) o a lo que está por venir (el futuro), en vez de centrarnos en el presente. Sin embargo, la vida y todo su potencial, están aquí, en el presente.

Hoy en día, la comunidad científica se toma muy en serio este tema y está interesada en el estudio del mindfulness, por sus efectos psicológicos y fisiológicos en la calidad de vida de las personas. Esta práctica de origen milenario consiste en llevar la atención al momento presente de forma intencionada, sin juicios de valor y con amabilidad y tranquilidad.

Uno de los responsables de la difusión y profesionalización del mindfulness es Jon Kabat-Zin, profesor emérito de Medicina de la Universidad de Massachusetts, creador del Programa de Reducción del Estrés basado en Mindfulness-MBSR. Su trabajo de investigación está enfocado en las interacciones mente–cuerpo y en las aplicaciones clínicas y preventivas del entrenamiento en atención plena, que mejoran nuestra capacidad de manejar las emociones, entre otras muchas cosas.

En este contexto envuelto por la premisa de vivir conscientes en el presente, es importante equilibrar la alimentación del cuerpo y de la mente, ya que eso te permitirá sacar el máximo partido a los estímulos externos y a las situaciones y las personas con las que interactúas diariamente.

Somos el reflejo de los ingredientes que recibimos y de cómo los digerimos y procesamos internamente. Pregúntate, ¿con qué tipo de información nutres tu mente? ¿Son saludables tus hábitos alimenticios? ¿Realizas alguna actividad física? ¿A qué tipo de actividades dedicas tu energía mental?

Si mantienes una conciencia plena en el presente y aprovechas los aprendizajes pasados, obtendrás beneficios prácticos de lo vivido y podrás superar las situaciones que tengas por delante.

Pero recuerda: la vida es lo que te pasa mientras estás ocupad@ haciendo otros planes… Así que céntrate en vivir aquí y ahora.

Durante el proceso de prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar, puedes cultivar la capacidad de estar con tus pensamientos y tus emociones, sin verte arrastrad@ por ellos, mejorando así tu calidad de vida y tus posibilidades de acción y crecimiento.