propositos, metas y objetivos

¿Conoces la diferencia entre propósito, meta y objetivo?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Nuestra vida tiene altos y bajos; momentos buenos, momentos malos y algunos más tirando a neutros o regulares. Y la verdad es que está bien que la vida sea así, con sus matices y movimientos, porque sino sería todo muy monótono y aburrido. 

¡No te sorprendas! No es que en happiens seamos masocas, pero negar la realidad solo nos va a traer frustración, así que lo mejor será aceptarla.

Estemos en el momento en el que estemos, lo importante es recordar que nosotros siempre podemos actuar en alguna dirección concreta y proponernos hacer algo para mejorar, cambiar o mantener una situación, o al menos la forma en la que la interpretamos y asimilamos.

En distintos momentos de tu vida seguramente te habrás planteado mejorar algún aspecto de tu forma de ser o de actuar (ámbito personal).  Y es posible que también pensaras en especializarte en alguna carrera que te apasione o que dedicaras horas y horas a buscar tu trabajo ideal (ámbito profesional). Si continuas analizando, también puede que te veas a ti mismo@ pensando en como hacer para  compartir más tiempo con tus familiares o hacer nuevos amigos y cuidar de los que ya tienes (ámbito social). 

De hecho, es muy probable que alguna o todas estas situaciones se estén dando en tu vida actual con mayor o menor intensidad. Para afrontar estos retos con éxito y motivación es importante separarlos e ir de uno en uno, intentando tener al menos un objetivo para cada uno de los ámbitos vitales. De esta forma, tu crecimiento personal será más completo y sólido ya que se apoyará en varios pilares.

Los objetivos y las metas nos ayudan a tener una vida más dinámica y constructiva. Puede ser que ya estés empezando a pensar en lo que te gustaría hacer el próximo año. Si es así, recuerda tener en cuenta la diferencia entre propósito, metas y objetivos.

  • El propósito agrega sentido, significado y profundidad a tu vida.
  • Los objetivos te dan claridad en aquello que quieres conseguir y en lo qué necesitas hacer para lograrlo, es decir, te permiten materializar tu propósito.
  • Las metas son los hitos a corto y medio plazo que vas cumpliendo para alcanzar los objetivos.

Desde happiens te animamos a sacar tiempo para profundizar en lo que de verdad te llena, en tus valores y en lo que realmente te importa, ya que así lograrás encontrar un propósito que te guíe. Después, plantea con claridad tus objetivos y comienza a trabajar en el cumplimiento de cada meta o etapa que te llevará hasta ellos. Trabajar todo este proceso te ayudará a saber si vas en buena dirección y a focalizarte y dedicar tiempo a lo que realmente te importa y te aporta.

Y para terminar, una breve curiosidad que nos muestra la universalidad de estos conceptos… 

¿Sabías que en la cultura japonesa el sentido de la vida se denomina IKIGAI?

Para los japoneses, cada persona debe buscar su IKIGAI en la combinación de cuatro elementos: su pasión, su vocación, su visión y su profesión. Esta combinación permite alcanzar una sensación de una vida plena, una vida que merece ser vivida, y nos acerca a la respuesta de una de las grandes preguntas existenciales: ¿cuál es el propósito de mi vida?

En nuestro curso ‘Enfoca tu aprendizaje y construye tu éxito’ (link a curso) podrás adquirir herramientas para encontrar tu propósito vital actual e identificar nuevas oportunidades de crecimiento y aprendizaje, que te llevarán a vivir una vida con sentido.

¡Que nada te detenga!