potenciar los sentidos

Cómo potenciar los sentidos te hará descubrir nuevas experiencias

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Los sentidos son los que hacen posible la experiencia de la vida y la interacción con el mundo y las demás personas. Se podría decir que gracias a ellos sobrevivimos, primero, y vivimos, crecemos y aprendemos, después.

Son la base de nuestro instinto de protección, al avisarnos de posibles peligros. Por eso desconfiamos de un alimento por su aspecto, debido al olor que desprende o si este no sabe bien; y, si tocamos algo caliente que podría quemarnos, el sentido del tacto nos alerta generando dolor.

Sin los sentidos, el cerebro perdería a sus informantes, y ya no nos identificaríamos, ni siquiera, con nuestro cuerpo.

Potenciar los sentidos te salvará de los peligros del mundo, pero también te hará descubrir o redescubrir nuevas experiencias que no conocías o que creías olvidadas. Situaciones y momentos que están siempre ahí, pero que pasan desapercibidos si no fijamos nuestra atención en ellos y nos proponemos sentirlos de manera consciente.

Pero, ¿cómo comenzamos a revitalizar nuestros sentidos? A través de ellos:

Gusto

Apuesta por las recetas sencillas, sin reducir el sabor con exceso de sal o especias, intentando mantener al máximo su sabor original. 

En la actualidad cubrimos los sabores con añadidos que, en ocasiones, no le hacen bien a nuestro organismo. 

El sabor auténtico y, en la mayoría de veces, intenso, está en los productos ecológicos y de temporada.

Oído

El silencio y vivir en una ciudad, normalmente, no es compatible. 

Así que, si es tu caso, desde happiens te recomendamos evitar, cada vez que sea posible, el ruido o las aglomeraciones. De esta manera, apreciarás mejor los sonidos del mundo, pequeños regalos para nuestros oídos, como el gorjeo de un pájaro o el aire peinando las ramas de los árboles.

Escuchar música con cascos en un momento tranquilo, en casa, prestando toda tu atención a lo que escuchas, también es una muy buena forma de revitalizar y potenciar el oído.

Vista

Mirar no es lo mismo que ver u observar. Así que deja de mirar al mundo y comienza a observarlo más. 

Descubrirás particularidades que pensabas ocultas. No obstante, solo bastaba un poco de atención y paciencia, no es complicado.

Observa más allá de la superficie y de lo evidente y disfruta del espectáculo de la naturaleza y la vida de los seres humanos: el atardecer, las nubes, alguien tomando el sol en un balcón, el sutil cambio de las hojas de los árboles, dos personas hablando en la calle, un edificio bonito…

Olfato

El café huele a hogar, las galletas recién hechas a casa de la abuela, la hierba mojada a primavera o los tomates a huerto, ¿no crees?

Ofrécele a tu nariz los olores de siempre, aquellos que te hacen sentir realmente bien. Presta atención e intenta reconfortarte, sentir la cotidianidad.

Para ello, puedes usar aceites esenciales y concentrarte en todo aquello que pueden percibir tus fosas nasales.

Tacto

¡Siente más y más a menudo!

Las sábanas al despertar, el agua al caer cuando estás en la ducha, el roce con ese jersey calentito y tan suave o una simple caricia de una persona a quien quieres. 

Cierra los ojos, concéntrate en sentir y piensa en lo reconfortante que es.

En happiens aprenderás a sentir más y mejor lo que te rodea, pero, sobre todo, profundizarás en la apreciación de esas sensaciones.

Al fin y al cabo, los sentidos son los que hacen posible que disfrutemos de la vida, no los dejes de lado.